Roberto Verástegui habla del álbum debut de Bahía de Ascenso

 

Bahía de Ascenso, un concepto de cómo tocar música libre.  

Efraín Alavez
18 de junio de 2020
Entrevista a Roberto Verástegui 

Después de estudiar en la Escuela Superior de Música de Monterrey, Nuevo León, su ciudad natal, Roberto Verástegui decide cursar la carrera de piano jazz en la Universidad del Norte de Texas donde se le abren las posibilidades de aprendizaje. Posteriormente reside en Dallas durante un año y regresa a nuestro país, primero a Yucatán y después a la Ciudad de México (donde actualmente reside) para dar clases en LaFaro Jazz Institute y desarrollar proyectos profesionales.  

En un principio decidió tocar más como sideman para abordar diferentes estilos de música y para investigar lo que estaba sucediendo en la escena (no solamente en los círculos de jazz sino en la música en general, sin alejarse del jazz). “Al trabajar también como músico de sesión conocí a Daniel Bitrán, ingeniero de grabación y director artístico del Desierto Casa Estudio. Me sugirió grabar algo original. Acordamos la fecha (febrero 2018) y convoqué a músicos con los que me siento más cómodo tocando y que retroalimentan mis ideas. Inicialmente estos músicos no los reuní para formar una banda y la grabación no la planteé para editar un disco”. 

En la sesión de grabación participó Andrés Márquez (batería), Diego Franco (sax), Aarón Flores (guitarra), Jacob Smith (bajo) y Silvana Estrada (voz). “Se armó un combo que nunca me hubiera imaginado que se pudiera juntar. La grabación salió tan bien que decidimos hacer un disco de esta sesión la cual se convirtió en el primer disco de Bahía de Ascenso. Este proyecto tiene un sonido muy particular que representa las fortalezas de todos y cada uno de los miembros y también de sus habilidades de tocar en grupo de una manera improvisada lo cual muy pocas personas pueden hacer (que conozcan diferentes estilos de música, que estén abiertos a diferentes cambios en la música o en el mood). Estos músicos tienen un arsenal de vocabulario y de bagaje musical que les permite hacer eso en el momento”.  

 

 

 Verástegui recuerda que antes de la grabación nadie había tocado esa música, ni en ese formato ni con esa vibra o esa dirección. “Todos le hallaron muy rápido a lo que iba la música (cuando es intensa hacerla lo más intensa posible y llevarla a los límites y cuando es delicada cuidarla con el más grande amor posible para que salga la música pulcra). Bahía de Ascenso es un concepto de cómo tocar música (que es muy simple y muy libre). No necesariamente es free jazz, aunque tiene influencias, más bien es un concepto de experimentación e improvisación de diferentes músicas del mundo y muy influenciado del jazz también. De las cosas que hizo Miles Davis en los setenta o de lo que hizo Coltrane con su cuarteto”.

Continuando en el concepto musical “Bahía de Ascenso tiene muchas influencias de jazz, es una banda de jazz pero también está muy nutrida de otras cosas. No todos los miembros de la banda son 100% jazzistas pero aún así funciona. El nombre nació de una lluvia de ideas entre los seis que grabamos el disco y representa un estado mental en el que tenemos que estar todos, muy libres en la improvisación y muy cómodos con las personas que tocamos, con las composiciones, con el lugar en el que tocamos, con cómo nos oímos para poder realmente ascender a un plano en el que todo funciona. Las bandas más increíbles como las de Miles o Coltrane tenían ese nivel de conexión en el que todo está fluyendo como una máquina que solo va cambiando de revoluciones según sea necesario para llegar a un cierto lugar”. 

El debut oficial en vivo de Bahía de Ascenso fue en Bucareli 69, concierto organizado por Gil Vázquez (director de Neuma, Festival Internacional de Jazz de la Ciudad de México) y Roberto Verástegui el cual además fue documentado en audio y video. “La experiencia de ese concierto fue muy similar a la grabación, bastante sorprendente en cuanto a cómo se juntaron todos los músicos sin ensayo alguno, a escuchar completamente y a tocar la música. Hay temas más difíciles de tocar que otros pero el espíritu de lo que habíamos grabado se logró perfectamente en vivo. Fue una misa musical. El sentir la energía de la gente y su respuesta a una música que puede ir a tantos extremos fue muy emocionante”. 

 

 

Hace unos días Bahía de Ascenso participó en el Festival de Artes y Música Online de Ropeadope Records tocando “NIOBLV” a trío con Roberto Verástegui en el órgano, Andrés Márquez en la batería y Sly5thAve en el sax barítono. En este evento hubo pláticas con líderes de la música musical de Estados Unidos y presentaciones musicales de artistas Ropeadope.  

 

 

PARA RECORDAR 

Bahía de Ascenso se lanzó el 14 de febrero de 2020 en formato digital. Se encuentra en Spotify, YouTube, iTunes, Apple Music y Bandcamp. Preparan la edición física del disco.

Roberto Verástegui ha tocado con jazzistas nacionales e internacionales. Actualmente es miembro de Paté de Fuá y colabora con la cantante Silvana Estrada. 

Durante su estadía en Texas grabó “Meeting Point” (2011), primer disco bajo su nombre. 

Noticias Recientes

TwitterFacebookYoutubeInstagram

 

Diseño y Desarrollo por: Agencia Digital Pentagrama