Reseña: Vico Díaz Trio en el Centro Cultural Raíces

La música con raíz es la que viene de la experiencia musical matriz. Todos escuchamos música desde niños...

Concierto Vico Díaz Trío 
Centro Cultural Raíces 
Avenida Plutarco Elías Calles 1810, Colonia Banjidal, CDMX 
Jueves 20 de febrero de 2020 
Ocho y media de la noche 

Luis Jesús Galindo Cáceres 
Domingo 23 de febrero de 2020  

La música con raíz es la que viene de la experiencia musical matriz. Todos escuchamos música desde niños, pero no todos tenemos música de raíz, sólo aquellos en los cuales la música es parte fundamental de su sentido estético de la vida, asociado a percibir, imaginar, recordar, entender, olvidar. Puedes haber escuchado toda tu vida son huasteco, pero la vivencia matricial fue al escuchar una aria de ópera cantada por una cantante extranjera. No, la cosa no es tan simple, pero así va más o menos la historia de la música con raíz. Cuando un músico toca con raíz, puede ser que esté tocando rock, pero lo hace desde su raíz, el son, y así diciendo. La raíz musical es clave en la vida de un músico y en la vida de cualquier persona. Y si, no a todos les pasa. 

El pasado jueves veinte de febrero se presentó en el Centro Cultural Raíces el Vico Díaz Trio. El centro cultural es un lugar dedicado al son, bajo el concepto de raíz musical cultural mexicana. El siglo diecinueve construyó al país bajo la forma musical del son, tanto en el Golfo como en el Pacífico. Es la forma musical, con sus diversas variantes, más común en todo el territorio nacional, por lo menos lo es en un sentido histórico. El Centro Cultural Raíces reivindica esta configuración y se propone un proyecto de sustentabilidad de esta matriz musical histórica en la Ciudad de México actual. Abre sus puertas para mantener viva la tradición y sus variantes contemporáneas, como en el caso de la música de Vico Díaz. 

Vico Díaz afirma que él no está formado en forma directa en la tradición del son, llega a él en un momento posterior, cuando su experiencia y formación musical se había desarrollado en otra parte, por ejemplo, en el jazz. Su ubicación en la tradición del son es consciente, una decisión personal vital. Inicia un proceso de estudio y exploración a partir de su formación musical previa. Podríamos afirmar que la decisión es personal y política, quiere hacer música mexicana con la raíz en la historia musical centenaria del país. Pero lo suyo no es sólo rescate patrimonial, es creación, pronto inicia la experimentación de su nueva música en el entramado de su educación ahora diversa y múltiple. Y en eso está, y eso es lo que presentó en el Centro Cultural Raíces. 

Vico Díaz. Grupo Toktli. Con mi Jarana.02-02-2017. https://www.youtube.com/watch?v=ywfCD9RzNKg 

 

Vico tiene un sonido original desde su primer proyecto registrado en disco, Salmón, del año dos mil catorce. A partir de entonces inicia el proceso mencionado. Ese proceso se ve objetivado en un hecho que va más allá de la anécdota, cambia su contrabajo, su instrumento matriz, por una leona. El cambio está consumado, no hay marcha atrás por el momento. Esto se registra en su segundo disco, Toktli, del año dos mil diecisiete. La música mexicana con un aire a jazz y otros aromas contemporáneos. El jazz con arreglos y armonías de música de son. Con este disco Vico queda inscrito en un movimiento de renovación general de la música mexicana contemporánea. 

En el concierto presenta parte de su nuevo material musical. Un concierto breve de más o menos una hora con seis rolas, entre las cuales se encuentran Iguana, Lejos de casa, Raicilla, Calandria y Mi tradición. En este repertorio Vico Díaz resalta además de la asociación general entre son y jazz, la convergencia de la raíz del son de su tierra, el occidente, vertiente del Pacífico, con la raíz del son del Golfo, del otro lado del país. El proyecto se complejiza y sigue su curso de variantes, avances y consolidación. Ya se nota una trayectoria que se va ampliando y concentrando en ciertos aspectos, sobre todo los que exploran la instrumentación y el arreglo, además de la composición. 

En la versión de su propuesta en el concierto del jueves lo acompañaron en esta ocasión dos estupendos músicos, en la batería Hans Ávila, y en los teclados Yonatan Mazor, el propio Vico Díaz en la leona. Esta instrumentación es todo un reto, el sonido de batería y teclado vienen del jazz, la leona es el único instrumento que proviene del son. El resultado es muy estimulante. Hay un esfuerzo evidente de jazzear al son, esa es su matriz de formación musical, no renuncia a ella, por el contrario la desarrolla y la pone a trabajar en favor de la propuesta de nuevo son. En otro sentido esto ya no es son, tampoco es jazz, es otra cosa. El compositor de música original sigue explorando posibilidades a través de la asimilación cada vez mayor de su segunda raíz, el son. Me parece que viene lo mejor en el futuro, y no será cosa fácil. 

Vico Díaz Ensamble. Presentación del proyecto Toktli en el ciclo de jazz Carlos De La Torre. 2014. https://www.youtube.com/watch?v=ajchAgW02N8 

 

Este tema de la raíz permite varios juegos de lectura de la situación actual de la música contemporánea en México. Por una parte está la vivencia y experiencia de los músicos. Un músico sensible no puede sustraerse a la influencia y atracción por diversas formas musicales, cercanas y lejanas. Hay jóvenes estudiantes de jazz de la Escuela Superior de Música impresionados por las ragas de la India, o el canto y el ritmo de la música flamenca. En este mismo sentido también hay jóvenes buscando algo en las formas musicales de las matrices mexicanas del siglo diecinueve y veinte. Y al mismo tiempo escuchan rock y música tecno. El espacio de experiencia musical está estallado, es diverso y múltiple. Las consecuencias de vivir ese espacio son casi imprevisibles. 

En este sentido la propuesta ortodoxa de conservatorio de música, en su configuración conceptual, recibe una tensión en la cual va cediendo terreno a lo ecléctico, experimental, convergente. En todo este panorama llama la atención el vector de atracción hacia la música mexicana tradicional. Esos músicos mexicanos quieren hacer lo suyo a partir de lo que perciben y consideran un patrimonio, un marco de referencia que es su raíz cultural e histórica, aunque el rock sea más cercano. Este fenómeno es fascinante. Ahí entran músicos como Vico Díaz, Xinto Stevenz, Alan Fajardo, Manuel Huizar, o Andrés Gallegos, con proyectos personales, complementarios y compartidos, hasta incluir a la Orquesta Nacional de Jazz de México. Hoy es evidente que todos ellos son parte de un movimiento musical del nuevo jazz/son, dentro de un movimiento más grande de búsqueda de nuevas voces y sonido para una nueva música mexicana contemporánea. 

No hay movimiento musical sin músicos creativos, sin compositores originales, sin complicidad generacional e intergeneracional entre músicos. Eso es cierto, pero también se requiere la participación, el apoyo y la gestión de nuevos empresarios culturales, como el Centro Cultural Raíces, o del subsidio y espacio físico de la política cultural oficial, o la difusión y acompañamiento de los medios de difusión. Todo ello tiene como efecto la formación de un nuevo público, y eso forma una nueva ciudadanía musical y civil. Este movimiento promueve que el jazz y la nueva música mexicana contemporánea nos hagan mejores personas.  

Información general.- 
 
Página Facebook.- https://www.facebook.com/vicodiazz 

Para escuchar.-  

Concierto Vico Díaz Trio. Centro Cultural Raíces. Jueves 20-02-2020. https://www.facebook.com/RAICESCentroCulturalMX/videos/2599462580337922/ 

Vico Díaz en Spotify. Álbum Toktli. 2017. https://open.spotify.com/album/1VmviRPguc8DQQDh5Yjo4B 

Vico Díaz Quintet. Pizza Jazz Café. 01-04-2014. https://www.youtube.com/watch?v=iY6fr3gywgA

Noticias Recientes

TwitterFacebookYoutubeInstagram

 

Diseño y Desarrollo por: Agencia Digital Pentagrama