Reseña: "Luminosa" de Iraida Noriega, Abraham Barrera + invitados

Luis Jesús Galindo Cáceres escribe de "Luminosa. Fantasía Literaria para Orquesta de Cámara"

Luis Jesús Galindo Cáceres
Viernes 18 de enero 2019

Nombre del disco.- Luminosa
Integrantes del Ensamble.- Iraida Noriega (voz), Abraham Barrera (piano), Aarón Cruz (contrabajo), Rodrigo Neftalí (guitarra), Tavo Nandayapa (batería), Leika Mochan (voz y loops), Orquesta Luminosa (2 flautas, 2 cornos, 3 trombones, oboe, 2 clarinetes, tuba, dos trompetas 4 violines, 3 violas, 2 cellos, contrabajo)
Duración.- 60 minutos.
Nueve segmentos.- Luminosa (7:40), Destiempo (5:59), Luz en tus ojos (6:27), Ausencia (10:13), Los amorosos (7:24), Hechicera (7:41), Manzana eterna- Fruta madura (10:08), La curva del camino (4:05).  
Composiciones.- Iraida Noriega y Abraham Barrera
Orquestación y Dirección.- Abraham Barrera
Fecha de producción. 2018
Lugar de Grabación.- Mas Ruido Estudios.
Grabación.- Manuel Mora.
Mezcla y masterización.- Arcadi Hernández
Arte.- Lorena Aquino
Fotografía.- Lucy Plata, Iraida Noriega, Luis Omar González, Michael Dunham.
Diseño.- Origen del Arte.
Producción artística.- Iraida Noriega y Abraham Barrera
Contó con el apoyo sustantivo del FONCA para su realización.
 

En nuestro medio hay músicos que tocan y viven de su música, también los hay que tocan y no viven de su música, son más escasos los que tienen la veta de empresarios y pueden ser proveedores de vida para otros músicos y trabajadores diversos, y hay algunos otros que viven para la música. Las variantes de este último tipo posible, entre otros, no son muchas, quizás el vector clave de una exploración posible de este tipo de músico sea el proyecto en el cual invierten su vida, a veces en un lapso largo, a veces en un lapso corto. Iraida Noriega es un músico de este tipo, también busca vivir de la escena social de la música como la mayoría, pero para ella eso no es suficiente, necesita el alimento del creador, la obra, el producto y el proceso de la creación original y única. En este sentido ha invertido tiempo y recursos en diversos proyectos a lo largo de su prolífica carrera profesional. Nunca es suficiente, siempre hay un nuevo proyecto por realizar. Esta es un apunte de uno de esos proyectos, ambicioso, complejo, distinto. Requirió una buena cuota de tiempo para realizarse, el resultado es de excelencia. Luminosa.

Este es un proyecto escaso, de esos que se presentan de tiempo en tiempo. El producto es una obra de arte de colección, un libro con disco compacto. La propuesta fue integrar plástica, música y literatura. En este sentido el proyecto trasciende al disco, también implica una puesta en escena cercana al teatro musical, o incluso a la creación cinematográfica o de video. La selección de los poemas para formar las canciones implica un relato, una historia personal, de Iraida Noriega y sus cómplices. Una historia de amor, de diversos tipos de amor, de amor en general. La música como coartada para convocar al público a un acto amoroso, la música nos hace mejores personas, así sucede cuando las palabras y los recursos artísticos involucrados en una intención de comunicación total provocan un cambio de estado, modifican al mundo. Luminosa desea cambiar su entorno, es un portal para vivir la experiencia estética de la vida en la forma del arte. Amor y arte, el proyecto se completa cuando el auditorio acepta el mensaje, se envuelve en la propuesta y se siente mejor.

¿Cuál es el primer parámetro de la historia de un proyecto de este tipo? La historia del creador, todo aquello que va construyendo una memoria, una percepción, una imaginación. La creación más compleja es el creador mismo y la circunstancia que es capaz de configurar para su proceso creativo. Complicado, mucho se puede decir alrededor de esta situación, tal vez lo más definitivo sea la disciplina, la constancia, la perseverancia del autor en la búsqueda y construcción de un horizonte deseado. Como es el caso de los grandes proyectos Luminosa cuenta con la complicidad de otros, en este caso muchos, los compañeros de ruta, las personalidades que complementan y tensan la intención de hacer algo. Iraida Noriega firma este trabajo junto con el pianista, compositor, arreglistas y director de orquesta Abraham Barrera y la pintora Lore Aquino. El maridaje es óptimo. A estas tres voluntades se unen otras muchas, hasta sumar varias docenas de personalidades, de músicos, de creadores diversos. No, no es sencillo todo este asunto. Luminosa es un proyecto complejo que requirió de más energía de la que se necesita para la empresa ordinaria de la edición de un disco común.

Iraida Noriega es hija de un músico, con inquietudes artísticas desde pequeña, su segundo nacimiento fue la música, ¿o el primero? Con cierta comezón que no se puede rascar buscaba algo que le permitiera tener la certidumbre de que había encontrado el camino, de su vida interior y su vida exterior. Eso sucedió en su estancia en Nueva York al inicio de su vida adulta. Los músicos de diversos países, identidades culturales, marcos geográficos, distintas lenguas, podían coincidir y moverse en conjunto dentro de la situación musical. Eso la impactó en forma definitiva, su vocación estaba clara, su intención había encontrado lo que buscaba. Iraida tuvo una iluminación que la acompaña hasta la fecha, la música une lo separado y lo diverso, por eso sería su vida, su coartada, su misión.

A veces tenemos varios nacimientos, es una fortuna o una maldición según se mire. Iraida también tuvo otro nacimiento, a través del jazz. Lo había escuchado en casa toda la vida, era una forma musical familiar, cercana, pero no sustantiva. Al tomar una clase con Sheila Jordan, la cantante norteamericana, aquella mujer inició el primer día con una improvisación en jazz relatando su vida, su propuesta como cantante, como músico de jazz, como maestra. Iraida quedó impresionada, eso era, de eso se trataba, la música tenía más fronteras y territorios de los que ella había visualizado, la improvisación era su tierra, el lugar en donde ella cultivaría su vocación y su oficio. La música subió de nivel dentro de ella, todo sería vivido a través de la música, sentido, pensado, expresado. Y el camino de una de las cantantes históricas en México tomó forma y destino.

La big band es uno de los grandes objetos del deseo en cualquier escena de jazz en el mundo. El caso mexicano tiene su historia, la figura de la orquesta para bailar y amenizar una fiesta está en la memoria y la experiencia de muchos, y la big band en particular tiene referentes históricos como Luis Alcaráz o Pablo Beltrán Ruiz. Las big bands viven una pequeña época de oro en este momento en nuestro medio, El Lunario en Ciudad de México organiza todos los años un festival sólo con este tipo de ensamble. Iraida comparte esta mitología y expectativa. Nunca hay más potencia y fuerza expresiva en un escenario que con una big band. El proyecto de Luminosa está cargado de este referente, de este ideal expresivo. En este sentido es un proyecto que sintetiza una trayectoria, que realiza un sueño, el deseo de la cantante gestionando la voz colectiva del ensamble mayor en el mundo del jazz. Se trata de configurar el lugar y el momento supremo de conjunción del talento y la construcción de la comunidad musical, la orquesta.

En Luminosa la propuesta rebasa el concepto de big band y lo enriquece. Las orquestas de jazz tradicionales tienen la base de su sonido en los metales, la energía de la musicalidad está en la vibración vital de trompetas, saxofones, trombones. Las cuerdas son más del formato de música de cámara tradicional, o de orquesta sinfónica, incluso el mariachi y otros ensambles de la música popular le dan su lugar siguiendo la genealogía de la música europea del siglo diecinueve. En Luminosa la apuesta es ir por todo lo que la orquestación y el arreglo con metales y cuerdas permiten. Aquí el  trabajo de Abraham Barrera tiene una dimensión incalificable, de excelencia. Quizás este sea un punto central musical del proyecto, la hibridación de sonidos, la mezcla entre la sonoridad del jazz y otros entornos y armonías musicales de diversos géneros. El resultado es un ensayo, una muestra, el señalamiento de la dirección de un camino por desarrollar, el reconocimiento de una tradición al tiempo que la ambición de ir más allá. 

El formato que inspira al proyecto es el teatro musical, género con problemas de escenificación en nuestro país. Lo que se pretende con Luminosa es la presentación de varias viñetas lírico musicales que forman un libreto, una puesta en escena total. La cualidad más evidente de toda la propuesta es la unidad, la imagen de una obra única, no la suma de partes diversas. La vocación de Luminosa es la puesta en escena, que el público la goce en vivo, con vestuario, escenografía, orquesta. En un imaginario extremo podría considerarse que estamos ante una obra poético musical contemporánea que podría tener escenificaciones teatrales e incluso una versión en cine o video. Lo que podemos apreciar por el momento es un producto no menos ambicioso, un libro objeto arte.

Luminosa es una empresa compuesta en tres dimensiones. La música, con todo el trabajo de arreglo, orquestación y dirección de Abraham Barrera, y la voz de Iraida Noriega. La lírica, a partir de poemas de diversos escritores en lengua española. Y la plástica, que constituye la base pictórica del libro, de la pintora Lorena Aquino. El trabajo musical parte de un ensamble de jazz, con piano, contrabajo, batería, guitarra, voces y loops, en el marco de la orquesta constituida por dos decenas de músicos. La lírica trabaja con textos de Vicente Huidobro, Joana Medellín, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Tavo Nandayapa, César Vallejo, Roberto Fernández Retamar, Andrés Henestrosa, Jaime Sabines, Olga Orozco, Eunice Odio, Valeria Guzmán, Carlos Avilés, Guadalupe Galván, Gioconda Belli, Fabiana Amaro, María Cruz, Octavio Paz, Fernando Pessoa, y la propia Iraida Noriega. Todos ellos ensamblados por Iraida en nueve canciones. Y la plástica que se presenta en el libro ilustrando cada una de las rolas y mucho más, constituyendo el arte visual general de toda la obra.

En el principio Luminosa, la rola que da título al proyecto, se compone de dos poemas, Altazor de Huidobro y Triángulo del eterno retorno de Joana Medellín, la música recorre la memoria de la sonoridad orquestal del siglo veinte, Luminosa es un símbolo del nacimiento y la creación. Sigue Destiempo, letra y música de la propia Iraida, conjunción de grupo de jazz y orquesta, donde el piano de Barrera se distingue, la lírica es la historia de un amor muy tenso. Luz en tus ojos, otra canción de un amor tenso entre lo presente y lo ausente, las voces de la orquesta contribuyen a la construcción  de la puesta en escena a partir del montaje de versos de Huidobro, Borges, Neruda y Tavo Nandayapa. Ausencia es una composición en varios planos, un poema musical completo y diverso, de nuevo fragmentos de César Vallejo, Fernández Retamar, Henestrosa, Neruda y Borges, uno de los relatos líricos musicales más complejos de toda la obra. Los amorosos es una versión del clásico de Jaime Sabines, un remanso después de la densidad previa, en ritmo de son, una delicia. Hechicera es de nuevo una apuesta compleja que compone un texto sobre la identidad femenina con una orquestación espléndida a partir de versos de Olga Orozco, Eunice Odio, Valeria Guzmán, Carlos Avilés y Guadalupe Galván. Manzana eterna y Fruta madura son una composición en dos partes, la primera es la lectura de textos de Gioconda Belli y Fabiana Amaro, la segunda es una propuesta melódica sobre versos de Gioconda Belli, María Cruz y Octavio Paz, sigue la exploración de la visión femenina de las cosas. Después de la complejidad y la densidad poética de la rola anterior el disco termina con una canción más sencilla de escuchar e interpretar en un tono alegre y jocoso, un final optimista y de celebración de la vida como un caminar, transitar, pasar, la letra es a partir de textos de Fernando Pessoa. Los coros de  Leika Mochan enriquecen a lo largo de la obra en diversos momentos.

El centro del proyecto de Luminosa es el amor y la feminidad. El mensaje lírico de Luminosa es el amor complejo y complicado, tenso, lleno de deseo y soledad, de sombras, recuerdos, presencias inasibles. En este sentido es posible leer la obra como un manifiesto personal del recuerdo, la vivencia y la intimidad amorosas. Un guía para mejor disfrutar al proyecto es la atención enfocada en la lírica, escuchar las canciones leyendo el libro para ir acompañando el fraseo que organiza el sentido. La obra es por completo poética, una apuesta a una lírica de otro orden, lejano y superior, una pena para lo común, de la música pop en español. Todo inicia ahí, en la ambición por la voz cantando una letra que es densa, no simple. La lectura de las canciones requiere vislumbrar entre telones con paciencia. A eso hay que agregar la música con su propia complejidad en el arreglo y la orquestación. Todo está a tope, todo lo que propone y expresa el proyecto exige otro nivel de atención y comprensión. Quizás esa sea la cualidad paradójica de la obra, es para un público que tiene que trabajar su situación de escucha, no es fácil. También la obra puede escucharse como cualquier otra, eso es posible, pero sería un error, Luminosa es para apreciarse poco a poco, para escucharse una y otra vez con calma, con curiosidad, hasta llegar al goce pleno de las diversas interpretaciones y lecturas posibles.

El horizonte del proyecto Luminosa es concebir a la música como un entorno sanador. Aquello que está roto, aquello que está herido, aquello que está separado, todo eso tiene una nueva oportunidad cuando la música lo envuelve en su potencia sanadora. De ahí que Luminosa en su complejidad constructiva de ensayar el vínculo entre plástica, música y lírica, afina el vector de intervención de su intención artística en la configuración de una experiencia estética integradora. Los artistas han cumplido su parte, el libro tiene que seguir su propio destino, todos los viajeros de su ecología audio visual serán tocados de alguna forma con cierta intensidad. Lo que sigue es llevar el libro al público para que se contamine de toda esta posibilidad, viva la experiencia estética y regrese renovado, entonces el trabajo de todos los que ahí colaboraron habrá cumplido su ciclo.

Contacto.-

Facebook.-  https://www.facebook.com/profile.php?id=605303135
Wikipedia.- https://es.wikipedia.org/wiki/Iraida_Noriega
Youtube.- http://uk.youtube.com/iraidanoriega(AIM)
Twitter.- iraidanoriega
Twitter.- MariposaRadio

Para escuchar y comprar el disco.-
https://www.iraida-noriega.com/preventa

Para escuchar y ver videos.-

¡Qué es Luminosa?
https://www.youtube.com/watch?v=qSw7nmZWe6A 
Luminosa. Iraida Noriega/Abraham Barrera/ “Luminosa” https://www.youtube.com/watch?v=80XNnjTId1I 
Luminosa. Iraida Noriega & Abraham Barrera / “Los amorosos”
https://www.youtube.com/watch?v=k3mrqyQRsmA 
Luminosa. Iraida Noriega/Abraham Barrera /”Manzana Eterna”
https://www.youtube.com/watch?v=FtttrhPokT4

Noticias Recientes

TwitterFacebookYoutubeInstagram

  • CONCIERTOS EN LA CIUDAD DE MÉXICO, SABADO 14 DE SEPTIEMBRE DE 2019
  • Adriana Camacho, Blaise Siwula y Misha Marks: Café Jazzorca, 21:00 hrs. Cover $80.00.
  • Alain Derbez Trio (Luis Miguel Costero y Mauricio Sotelo): El Convite, 14:30 hrs. No Cover.
  • Alejandro Martínez Gil y Ofelia Ascencio: Foro del Tejedor Roma, 11:00 hrs. No Cover.
  • Adrián Terrazas-González, Andrés Márquez y Benjamín García: Casa Franca, 22:00 hrs. No Cover.
  • Armando Lovera, César Garcia, Charles Arape e Irene Lombana: Pizza Jazz Café, 21:00 hrs. Cover $100.00 en efectivo.
  • Brian Vázquez Quartet (Emilio Reyna, Juan Ale Sáenz y Toto Nava): LaFaro Jazz Institute, 20:00 hrs. Cover $150.00.
  • Carlos Chávez, Carlos Ramírez, Guimel Romero y Ulises Tello: El Turkana Bloody Blues Hotel, 21:00 hrs. No Cover.
  • Christian Balderas Organ Trio (Hiram Griss y Juanjo Gómez): Corazón de Tinto, 20:30 hrs, no Cover.
  • Coro Acardenchado (Juan Pablo Villa, Leika Mochán y Leticia Servín): Multiforo Cultural Alicia, 20:30 hrs. Cover $120.00.
  • Cravo E Canela (Katy Barbosa, Manuel Viterbo y Rodrigo Jiménez Krap): Séptimo Osteria, 16:30 hrs. No Cover.
  • Enrique Hulzs Project (Ernesto Juárez, Federico Hulsz e Israel Cupich): Séptimo Coyoacán, 20:30 hrs. No Cover.
  • Faralae Jazz (Alejandro Martínez Gil y Liliana Buneder): Debarbas Bebedero Gourmet Nueva York, 21:00 hrs, No Cover.
  • Frank Forke: Restaurante Bar Fritz, 15:00 hrs. No Cover.
  • Halel (Ammy Romo, Ian Franco, Jezreel Enriquez y Sam Lobato): Film Club Café, 20:30 hrs. Cover $100.00.
  • Jazz Trio: Bukowski’s Bar del Péndulo Zona Rosa, 21:00 hrs. No Cover.
  • Joao Henrique Trio (Dorio Ferreira y Mario Garcia Cruz): Hotel St. Regis (King Cole Bar), 19:00 hrs. No Cover.
  • Kaliveh Music Band (Ashkan Moradi y Sara Ahmadi): Las Musas de PapáSibarita, 21:30 hrs. Cover $100.00 en efectivo.
  • La Crack Band (Tenoch Niño De Rivera y Carlos Domínguez): Rouge Boheme Bistró, 21:00 hrs. Cover $120.00.
  • Laura Rebolloso (Alonso Blanco, Carlos Zambrano, Lucia Gutiérrez, Miguel Cruz y Santiago Gutiérrez) en el ciclo de Jazzatlán Capital Emergente: Jazzatlán Capital, 18:00 hrs. Cover $200.00 en efectivo.
  • Los Viajeros del Espacio: Zinco Jazz Club, 21:00 hrs. Cover $250.00 en efectivo.
  • Miguelito Cruz Latín Sextet (Alex Guardiola, Diego Franco, Francisco Cruz, Marcos Milagres y Tavo Nandayapa): Parker & Lenox, 22:30 hrs. Cover $150.00 en efectivo.
  • Monos de Pólvora Jazz Trio (Edson Sánchez, Emmanuel Montiel y Ernesto Hidalgo): Centro de Artes Vivas, 10:00 hrs. No Cover.
  • Natural Sounds (Andrés Peralta, Joel Franco y Jesús Piceno): Bar Doppler, 20:00 hrs. Cover: $40.00 Preventa y $50.00 el día del Concierto.
  • Roberto Verastegui, Matt Young y Perrin Grace: Jazzatlán Capital, 22:00 hrs. Cover $150.00 en efectivo.
  • Swing México Jazz Band (Christian Pérez, Javier Rodriguez, Leo Cortés, Louise Phelan, Ram y Tomas Krumm): Cracovia 32, 22:30 hrs. Cover: Preventa $120.00 (Primeros 50 boletos) y $150.00 el día del Concierto.
  • Vanlee Velázquez y Noel Camacho: Las Chalupitas, 18:00 hrs. No Cover.

 

Diseño y Desarrollo por: Agencia Digital Pentagrama