Reseña: "Amser" de Rafael Barrera

 

Luis Jesús Galindo Cáceres escribe de Amser, primera producción de Rafael Barrera.

Luis Jesús Galindo Cáceres
Domingo 30 de septiembre de 2018

Nombre del disco. Amser
Integrantes del Ensamble.Rafael Barrera (Piano), Will Joy (Bajo), James Edmunds (Batería), Daniel Newberry (Ewi en Galactic Blues) 
Duración. 40 minutos.
Seis segmentos. Galactic Blues (10:36), Squared Liberties (3:37), Hirameki (5:31), Relative Lights (6:49), Settling in (6:15), Van Gog´s Way to Madness (7:03). 
Composiciones. Todas las rolas son de Rafael Barrera. 
Fecha de grabación. 27 de mayo de 2017.
Lugar de Grabación. The Atrium Studios, Cardiff, País de Gales, Reino Unido
Grabación, Mezcla y masterización. Adrián Strozzi 
Arte. Paulina Otero
Producción y diseño. Rafael Barrera
 

Quizás esta historia podría titularse el Retrato de un artista adolescente, es el relato de una trayectoria en que un joven se forma en la tensión de sobrevivir a luchas ecológicas diversas, la de un medio familiar no artístico ni musical, la de una formación escolar tradicional seca y burocrática, la del enfrentamiento a una academia musical ciega y sorda al talento y al entusiasmo, la de un entorno musical adolescente cosmopolita en el extranjero con compañeros con mejor y mayor trayectoria, la de romper con la confianza del autodidacta autosuficiente para convertirse en un estudioso humilde e intenso, la de superar la vida musical encorsetada en formas y standars para lanzarse a la libertad creativa individual. Es un proceso en que un músico original y ambicioso va apareciendo poco a poco entre lugares comunes y horizontes prescritos. Esta es la historia de Rafael Barrera, un joven pianista mexicano de veinte años que debuta con un álbum de jazz en formato de trío mientras todavía no termina su formación académica superior básica, viviendo y aprendiendo en tres países distintos, cruzando fronteras de todo tipo. Y esto es solo el principio.  

La música puede ser estudiada, esa fue la revelación para un niño de cinco años que va descubriendo al mundo, en ese movimiento la música se convierte en el faro para observar y sentir. Michel Jackson como ícono, aquel niño imagina que puede ser músico, adquiere la certidumbre de que será músico. Su primer disco es un regalo familiar, Queen. El primero que compra es uno de Gun and Roses. Esto marca una veta de su formación musical, las grabaciones, el rock, el pop, una marca que comparte con su generación y que sedimenta su sentido en forma consistente con la cultura urbana contemporánea. Su primera aspiración es aprender a tocar guitarra, tocar rock, su entorno musical es el pop. Y tuvo su primera guitarra eléctrica gracias a los reyes magos. La vida musical familiar transcurría en la agenda de la industria cultural, esa es la matriz en que emerge su vocación y deseo, un contexto que no promovía su intención al tiempo que la iba facilitando.

El piano aparece en forma anecdótica por un problema dental. Asistiendo a consulta coincidía con una pianista que tocaba en otro departamento de la unidad habitacional donde se encontraba el consultorio. Música en vivo, la vivencia que sustenta la conversión básica en todo músico. Ahí su vida tomó rumbo. Aquella pianista fue su primera maestra, lo cual es casi circunstancial, lo sustantivo fue el sonido del piano y la fascinación por el instrumento en sí como mediador sintetizador de la música. El siguiente paso fue tener un piano, el apoyo familiar fue clave en todo este proceso. Durante la primaria toca el piano en la estudiantina escolar. Sigue tocando la guitarra. Siguen años de práctica y formación autodidacta, juegos, vida. Youtube como maestro, otra marca generacional. Chopin y Rachmaninov a través de la pantalla en internet. Sólo oído y memoria, mucha práctica y gozo. La alfabetización formal vendría después. 

Empezando la preparatoria vuelve a estudiar piano. Tiene entonces su primer maestro propiamente tal, Felipe García Chacón. Empieza a leer música de la mano de Kachaturian y su libro Las aventuras de Iván. Confirma la percepción de la independencia musical que da el saber música en el nivel más formal, saber música en serio permitiría hacer música de cualquier tipo, por ejemplo música para cine. Su primera composición es un ensayo de soundtrack. La idea de ser un músico profesional versátil y competente se consolida. Lo que seguía era estudiar a fondo. Hace pruebas de ingreso en el Conservatorio y en la Ollin Yoliztli. No lo aceptan, su formación con una fuerte configuración autodidacta y libre no es suficiente para el rigor académico escolar. Otra marca de su generación. Fue un amigo, no un maestro o una institución, lo que le permite seguir su camino. Ambos tocan el piano, a través de él conoce una escuela en California Idillwild Arts Academy. El jazz entra en su vida a partir de un total desconocimiento. 

En California hace sus estudios de educación media especializada en música, jazz en particular. Sus maestros son Marshall Hawinks y Paul Carman. Un nuevo mundo aparece, el jazz y la música formal. Su evolución ahora es dentro del mundo académico en una escuela ideal, con un ambiente multicultural y abierto. Rigor y libertad, academia y jazz. Casi al terminar concursa para diversas opciones de educación superior en Estados Unidos y en el Reino Unido, y a diferencia de México es aceptado en todas. Selecciona a The Royal Welsh College of Music and  Drama en el País de Gales. Ahí su nuevo maestro es Huw Warren. El mundo del jazz ya es su entorno cotidiano total. Después de vivir la matriz del jazz norteamericano en su propio crisol, busca ahora nutrirse de otras tradiciones que viven el jazz desde otra raíz, como es el caso europeo británico. Mientras todo esto pasa se va enterando de lo que sucede en la escena de la Ciudad de México, poco a poco va conociendo al mundo del jazz mexicano. Entre una y otra etapa de formación formal académica tiene sesiones de estudio con el pianista mexicano Alex Mercado. En poco tiempo su formación cosmopolita observa al jazz nacional como si fuera un extranjero privilegiado. Algo que será genético en su futuro profesional. 

Explorando y disfrutando la escena británica del jazz, empezando sus estudios de licenciatura, tiene la oportunidad de emprender un proyecto personal que lo lleva a la grabación y edición del disco Amser. Todo inicia con una convocatoria por internet de un ingeniero de sonido que necesitaba proyectos para su master, un tapatío, Adrián Strozzi, que ofrece tiempo gratuito en estudio de grabación. El encuentro con Rafael es por completo luminoso, todo se precipita, coincide, cita con el destino. La grabación se realiza, el disco se produce, de pronto ya está en Bandcamp en forma digital para comprar y bajar, al poco tiempo en disco compacto con un diseño de arte muy atractivo. Un joven que rebasa por poco los veinte años de edad, que tiene pocos años en el mundo del jazz, un estudiante, ya tiene su primer disco con un proyecto por completo personal y original. Es casi astrológico. Un inicio de carrera profesional soñado. Empiezan las presentaciones con diversas alineaciones, conoce de frente a los jazzistas en México. Su carrera se acelera, conciertos en auditorios, en festivales, en antros, entrevistas, presentaciones personales. En este momento ya forma parte de la escena que sólo hace unos pocos años era por completo desconocida para él. 

Adrián Strozzi vive y tiene su estudio en Cardiff, la misma ciudad en donde se encuentra la escuela en que estudia Rafael. Hay una identificación como mexicanos en el exterior, y la pasión por la música. Rafael arma la lista de rolas y convoca a los miembros de su trío en Gales, Will Joy en el bajo, James Edmunds en la batería, y para una rola, Galactic Blues, el saxofonista Daniel Newberry en el Ewi, un instrumento electrónico de viento. Graban el proyecto en doce horas de un día. Rafael tiene la oportunidad de grabar a piano solo un segundo día, material que está listo para un segundo disco posible en el futuro próximo, también con material original. El disco del proyecto en trío lleva por título Amser, que quiere decir tiempo en galés, un homenaje a la tierra en la cual fue materializado el disco, un pequeño mensaje sobre la imagen del tiempo que no para, que deja todo detrás, pero también sedimenta, construye, permite crecer y complejizar la ruta del desarrollo profesional y musical. 

El punto clave de su formación académica en jazz es el tránsito de la confianza en su oído y sus ojos, su memoria, que lo habían acompañado desde la infancia, al dominio técnico de la situación de lectura, interplay y la improvisación. Fue volver a empezar. Aprender a leer y tocar a la primera, aprender a escuchar y moverse dentro del juego armónico de voces de instrumentos distintos en un ensamble, soltar la intuición en el diálogo con el dominio de su instrumento y el lenguaje de la forma armónica del jazz. Sucedió lo que el imaginaba con la educación formal musical, y mucho más. El jazz era rigor y control al mismo tiempo que libertad y espontaneidad. Sintió que era la suyo y que le faltaba mucho, sintió que ese era su mundo y lo que vendría sería increíble. Volver a empezar, continuar, saber que no sabes, saber que puedes saber. El jazz como aventura musical y como forma de vida. Han sido hasta ahora cuatro años maravillosos, sólo el principio y ya hay mucho que contar y hacer. Un proceso de despertar con jazz, comer con jazz, descansar con jazz, estudiar con jazz, dormir con jazz, durante cuatro años. 

En el segundo año de estudio compone su primera pieza después del soundtrack de su adolescencia temprana, Squared Liberties. Tocar standards ya no era suficiente, necesitaba tocar algo propio, algo que expresara la experiencia del aprendizaje y el tránsito por toda esta nueva experiencia. Este es el punto en donde la vivencia de la libertad se hace presente al cien por ciento, no sólo improvisando sobre la composición de otro, sino sobre la propia creación y sus posibilidades íntimas. Por otra parte también es algo para mostrar, es una huella que construye prestigio e identidad profesional. Y por supuesto hay un modelo, algo a lo que aspirar, McCoy Tyner. Una pieza emblemática de su búsqueda, la libertad, el sonido más original del proyecto. Luego siguió Galactic Blues, un ejercicio siguiendo la huella de John Coltrane, como músico y como chamán, quizás la pieza más redonda.  Hirameki es una pieza con dos momentos de composición, uno incompleto y frustrante y otro inspirado por la revelación del deslumbramiento por la música de Hiromi, la pieza más exigente en su interpretación técnica. La que sigue es Setting in, dedicada a su experiencia de adaptación al conservatorio galés. Relative light es un apunte de su sentimiento obscuro sobre cómo puede ser sombrío lo que en apariencia brilla, sobre todo la propia estupidez, de ahí la necesidad intima de tocarla a piano solo. Con estas cinco piezas se lanza al proyecto de grabar el disco. Van Gogh´s Way to Madness es la última pieza, la más trabajada, compuesta en específico para hacer lucir al trío en el disco. 

El proyecto se graba en primeras tomas, el concepto de espontaneidad es clave. Rafael y Adrián Strozzi arman todo el proceso de producción, lo cual agrega a la grabación una dimensión de artesanía personal. El arte del disco es de una artista mexicana que conoció en California, Paulina Otero. Primero se publica como disco digital en Bandcamp, le va muy bien, en crítica y difusión, la versión en disco compacto se realiza en México. El disco tiene dos padrinos de primer nivel, Jorge Canavati, el gran crítico y difusor del jazz mexicano en Estados Unidos, y Alex Mercado, uno de los pianistas mexicanos mejor posicionado en la escena nacional e internacional. Y ahí se inicia otra historia, la de los conciertos, la de su presentación personal en el medio mexicano. Así que lo que sigue es que el disco sea escuchado y que el artista sea cada vez más conocido. Este es sólo el principio, aún hay más, mucho más.  

 

Contacto.- 

Facebook.-

https://www.facebook.com/RafaelBarreraMusic/

Rafael Barrera. Bandcamp.com

https://rafaelbarreramusic.bandcamp.com/

 

Para escuchar y comprar el disco.-

https://rafaelbarreramusic.bandcamp.com/album/amser

 

Para escuchar y ver videos.-

"Hirameki" (Original Composition) - Rafael Barrera - Jazz Senior Recital

https://www.youtube.com/watch?v=1X25COiwbu0

Passion Dance – Rafael Barrera - Jazz Senior Recital

https://www.youtube.com/watch?v=EmEtjb86YXA

Forward Motion (Live at IMER) - Rafael Barrera Trio

https://www.youtube.com/watch?v=EoT7tumX8xc

 

Canal en Youtube.-

https://www.youtube.com/channel/UCkAHVsVfYWf8Ur7oQEFJDxA

 

Noticias Recientes

TwitterFacebookYoutubeInstagram

  • CONCIERTOS EN LA CIUDAD DE MÉXICO, VIERNES 19 DE OCTUBRE:

 

  • Fight The Chamuco, Jam Jazz Orquesta y Osmany Paredes Cuarteto: Segundo Festival Jam Jazz en OFCA Centro Cultural, 19:00 hrs. Cover Preventa $200.00y el día del Concierto $300.00.
  • Orquesta Moderna+Big Band Jazz de México: Sala Silvestre Revueltas del CC Ollin Yoliztli, 20:30 hrs. Varios Costos.
  • Erik Deutsch: Zinco Jazz Club, 21:00 hrs. Cover $350.00.
  • Mariana Terroba Gypsy Project: Parker & Lenox, 22:30 hrs. Cover $150.00.
  • Bebe: Casa Franca, 22:00 hrs. No Cover.
  • Jenny Beaujean presenta Disco JAB EFIMERO: Museo de la Ciudad de México, 20:00 hrs. No Cover.
  • Noel Camacho: Las Chalupitas, 18:00 hrs. No Cover.
  • Jazz 4 All: Maralunga Pizza Grill & Bar, 21:00 hrs. No Cover.
  • Afro Bop Band Armando Cruz e Invitados Especiales: Verona Trattoria Pizzería, 21:30 hrs. No Cover.
  • Follaje: El 61, 21:00 hrs. Cover $100.00.
  • Héctor Eli Ramos y Franco Etti: La Vie en Rose, 20:30 hrs. No Cover.
  • La Pompe Manouche Trió: Camino a Cómala San Rafael, 19:30 hrs. No Cover.
  • Yahir Alatriste Trió: Sapore D’Italia, 20:00 hrs. No Cover.
  • Las Swing Sisters: La Cueva de Rodrigo De La Cadena, 21:00 hrs. Varios Costos.
  • Sátiros: Las Musas de Papa Sibarita, 21:00 hrs. Cover $100.00.
  • I ‘Swing: Estragon, 20:00 hrs. No Cover.
  • Adrian Oropeza y Jorge Retana: Piantao, 21:45 hrs. No Cover.
  • La Dixie Band: Plaza Miyana Polanco, 19:00 hrs. No Cover.
  • Babou Diebate Trio: Don Keso, 21:30 hrs, No Cover.
  • Jazz Tubo Suave: Inka Yani CDMX, 19:30 hrs. No Cover.
  • Gabriela Hernández y Bukowski’s Jazz Trió: Bukowski’s Bar Péndulo Zona Rosa, 20:30 hrs. No Cover.
  • Fernando Aguayo: Che Lindo Restaurante Argentino, 21:00 hrs. No Cover.
  • Ángel D’Mayo Blues Band: La Piazza Trattoria Raffaelle, 22:30 hrs. No Cover.
  • Swing Brule: Mercado Roma Coyoacan, 18:00 hrs. No Cover.

 

Diseño y Desarrollo por: Agencia Digital Pentagrama