Reseña: "Introspección" de La Beguña

Luis Jesús Galindo Cáceres escribe de "Introspección" de La Beguña

Luis Jesús Galindo Cáceres 
Miércoles 31 de Enero de 2018 

Nombre del disco. Introspección 
Integrantes del Ensamble. Ángel Florido (Percusiones Set), Sergio Flores (bajo eléctrico y Fretless), Visrael Villalobos (guitarra), Otto de la O (sax tenor, Sax Soprano, Clarinete, flauta transversa, Ipad Fx). 
Duración. 39:45 minutos. 
Ocho segmentos. Intro (1:24), Introspección (2:10), Aurora (6:38), La llovizna inoportuna (3:53), Eclipse (6:07), Oneiros (8:04), Decadencias (6:02), Tzatxki (5:09). 
Composiciones. La Beguña como colectivo musical es el autor de todos los temas. 
Grabación. Adrián Cabrera 
Regrabaciones, Edición, Diseño Sonoro, Mezcla y Masterización. Sergio Flores 
Diseño y Arte. Yahir Esquivel 

De las pocas trayectorias genealógicas que tenemos marcadas con claridad en nuestro mundo musical está la de la formación de ensambles con sustentabilidad en el tiempo. Para muchos es un ideal tener o pertenecer a un ensamble de ese tipo, es algo así como la aspiración de un matrimonio. Pero no es sencillo ni fácil, la vida contemporánea atrae en diversas direcciones a los caminos individuales, un ensamble necesita condiciones especiales para permanecer. En la escena actual la figura del ensamble es flexible y plástica, los proyectos saben que sólo cuentan con los músicos dentro de ciertos parámetros sin incluir nunca la premisa de exclusividad. Aun así se dan casos, extraños, peculiares, excéntricos. Y todavía es más complicado y escaso el fenómeno del colectivo, ensambles en donde la interacción grupal está distribuida en forma tal que los pesos individuales se suman a la colectividad sin sobresalir ni preponderar. Este tipo de ensamble es más moderno, contemporáneo, de cualquier forma poco frecuente. Este es el caso de uno de esos ensambles de formato en colectivo musical. Con un perfil de exclusividad, con una matriz de diversidad y eclecticismo, con un crecimiento grupal e individual muy homogéneo. Un proyecto original y único en nuestro medio. Aquí un poco de su historia. 

El proyecto inicia en el 2010, Ángel Florido es quien convoca, en un principio el referente básico es la música balcánica, un ensamble distinto al actual, con otro bajista, sin Otto en la flauta. El ensamble actual lleva junto casi tres años. Ángel conoce a Otto, Otto conoce a Visrael. Si se reúnen en un principio para hacer música balcánica el proyecto va evolucionando según van entrando y saliendo integrantes. Hubo presencia de la trova y de música latinoamericana durante el primer año, las influencias siguieron hasta el proyecto de la voz colectiva actual. Muy pronto, en el 2011, graban un EP con cinco piezas ya con Otto en la flauta. Vienen entonces tiempos de casi pagar por tocar, el típico inicio de una banda que quiere que la escuchen, que quiere tocar y formar un público. El grupo tiene al principio un promedio de edad por debajo de los veinte años. Después del primer EP donde todo iba a gran velocidad el proyecto lo toma con calma, vienen varios años de trabajo en la búsqueda de algo que ha ido tomando la forma un sonido propio. 

La historia es peculiar, un primer proyecto inspirado en la música balcánica con un ensamble y luego el tránsito hacia algo muy distinto hasta llegar a la propuesta actual que sigue evolucionando. El proyecto toma forma a partir de los años de exploración y aprendizaje, el 2012 y el 2013. Muy jóvenes, tocando por todas partes, estudiando en escuela formal, el proyecto parecía endeble, no lo era. El siguiente punto de emergencia fue el concierto en el Teatro de la Ciudad en el 2013, del cual sale el disco Coexistencias, el sonido ya es de la Beguña, una base rítmica fuerte con percusión, bajo eléctrico y guitarra, en armonía con la flauta y el sax. El concepto está en la mesa, la figura de música contemporánea es intensa y evidente. Para el 2014 hay una crisis, hay un cambio de guitarrista. A partir de entonces el asunto toma rumbo y llega hasta Introspección y lo que sigue. 

El disco Introspección es la frontera de una propuesta y su continuación. Se graba dos veces, la primera con el ensamble previo al actual en el 2014, la segunda con el ensamble actual en el 2015, que es la versión del disco. El disco es el inicio de una nueva época que aún no tiene grabación editada, y el final de la etapa anterior, la segunda, en que La Beguña ya tiene una voz propia en emergencia. Impresiona que en el movimiento de salida y entrada de miembros del ensamble el proyecto no se debilite hasta desaparecer, que tenga cierta continuidad, evolución, desarrollo. En lo que va de la década tres etapas, tres discos, y un presente con un futuro. La Beguña renace de sus cenizas dos veces, parece que algo mantiene la estabilidad, el secreto es la amistad, el vínculo más allá de lo musical que se compromete con la música. Este balance es delicado, difícil, complicado. Otros ensambles desaparecen, este proyecto dentro de sus agonías y tensiones subsiste y se sintetiza en una sencillez compleja en aumento. 

El trabajo que inicia con la grabación de Introspección tiene sobre todo la finalidad de armar un proyecto grupal. Partiendo de la base de escuchar y acompañar hasta proponer y expresar, el grupo se va integrando, pasa el 2015 con la puesta en escena del final de la etapa anterior integrando al nuevo ensamble. El trabajo del 2016 al 2017 es de crecimiento musical en la forma del contenido y en la forma de la expresión. Es hoy que el estudio y disciplina grupal e individual lleva a conceptos compartidos y construidos en interacción. El lenguaje armónico dialoga con el sentimiento particular y el aprendizaje individual y colectivo. El disco Introspección es en este sentido muy importante como plataforma de lo que sucede a partir de la segunda grabación y la ambición del grupo por ir más allá. Hoy la voz de La Beguña está en un nuevo status diverso y superior al del disco, todo listo para el siguiente proyecto, el siguiente disco, la siguiente etapa. 

El concepto del colectivo fue tomando la forma de la música en vivo, la improvisación. La música de La Beguña es para ser escuchada en vivo, supone un público que disfruta con las variantes y las innovaciones que suceden y proyectan las rolas a la necesidad de estar vivas para ser escuchadas. En este sentido el concepto del colectivo no se construye en las grabaciones editadas en disco, sino en las sesiones en vivo de los conciertos. Los discos son un referente, un recurso de la memoria. De ahí que además de los CDs las grabaciones en vivo en youtube sean importantes. Y por otra parte el concepto de situación en vivo tiene su propio programa, la idea es integrar en el concierto una multimedia artística, desde la literatura, pasando por el color y el vestuario, hasta el teatro, la plástica. La Beguña se ha convertido en un colectivo artístico total a partir de la música. 

Su compromiso con la formación e integración de un concepto los ha ocupado de tal manera que se han alejado del centro de la escena de la música contemporánea original en la Ciudad de México, que tiene al jazz en un sentido amplio como referente común. La Beguña se integra con influencias de música celta, turca, balcánica, electrónica, hindú, rock, jazz, pop, de cámara clásica y contemporánea, minimalista, latinoamericana, folklor mexicano, africana, de medio oriente, klezmer. La curiosidad, la necesidad de escuchar lo distinto y distante, la propuesta de compartirse, arma una gran cantidad de entretelones para la síntesis de lo que componen y tocan en vivo. Este perfil excéntrico lo margina en cierto sentido de la escena, y por otra parte enriquece la oferta de música en vivo en la ciudad. La situación no es sencilla ni cómoda, el público es el principal beneficiado. 

Introspección nace del diálogo de querencias, lo celta con lo balcánico, la exploración del sonido de la música oriental con instrumentación y armonías occidentales. El compromiso era hacer música, tanto en un sentido grupal como individual, mayor tiempo a los solos y a las armonías de acompañamiento, todo dentro de una aspiración de creación e improvisación. En forma circunstancial los miembros del grupo pasaban por diversos tránsitos personales complicados, la música del disco tiene esa atmósfera melancólica. El disco también está impregnado al mismo tiempo del entusiasmo de la primera vez. Todos muy jóvenes, buscando formar un colectivo, armar un proyecto, sintetizar una voz. Tres años se llevó todo el proceso, estuvo a punto de abortar varias veces, el logro, el resultado, el producto, fortalece al grupo más allá de lo musical. Tiene el rostro de la satisfacción, pero también de algo que ya no los representa en su momento actual. 

De la centralidad de la melodía y un acercamiento al new age en el disco Coexistencias, en Introspección aparecen los compases compuestos, impares, la arquitectura armónica compleja. La maduración de los músicos y el grupo es evidente en el tránsito de uno a otro disco. Los dos discos pueden verse como momentos clave en el desarrollo del proyecto en forma muy precoz, la intención y la ambición se enfocan y tensan, y se mueven hacia el siguiente proyecto dejando todo lo anterior como un antecedente, un pasaje necesario y gozoso que tiene vocación de tránsito. Las rolas y su presentación son un discurso sobre el proceso creativo. Intro, Introspección y Aurora son un anuncio, en donde Aurora presenta la ruptura de la nueva etapa respecto a la anterior. La llovizna inoportuna es un interludio, Eclipse y Oneiros son el mensaje principal, cada una observando en sentido inverso, Eclipse hacia la etapa que quedaba atrás, Oneiros vislumbrando lo que viene en el futuro. Decadencias es un divertimento concentrado y expansivo, y Tzatzki una rola que vincula a Introspección con Coexistencias y la etapa de creación aprendizaje anterior. 

El título del disco es programático, después de la experiencia vital intensa de Coexistencias, en donde vivieron la posibilidad de convivir con su diversidad enriqueciendo el proceso grupal, en Introspección se trataba de ir más adentro del proceso para ver hasta donde eran capaces de colaborar creando en comunidad. La Beguña es un proyecto del cual todos forman parte, del cual reciben alimento y el nicho de crecimiento. Este es un colectivo de creación y ejecución musical, con prospectiva de incluir en el proceso más elementos que sólo la música. 

Después de los problemas con la primera grabación la segunda se realizó en dos días seguidos. El bajista, Sergio Flores, tiene estudios e interés en la ingeniería de sonido, de ahí que él sea el encargado de ese asunto, incluyendo la mezcla y la masterización. El diseño del disco tiene continuidad respecto al anterior, el mismo diseñador, el mismo concepto plástico, lo que le otorga identidad al proyecto en la forma visual de su presentación. Fue intencional y el efecto de una toma de posición el maquilarlo en físico, el grupo tiene un profundo respecto a la tradición, al ritual, al objeto disco, al mismo tiempo que buscan promover el registro sonoro por todos los medios a su alcance. En el nuevo proyecto la ambición de producir una experiencia vital estética está creciendo en ideas y apuestas. Toca ser un poco pacientes para participar en lo que será el futuro de La Beguña. El disco está en plataformas y lo venden en CD en las presentaciones en vivo. Toca escuchar este disco, buscar el anterior en Youtube, y esperar al que sigue. Larga vida a La Beguña. 

Contacto.-

https://www.facebook.com/LaBeguna/

http://www.youtube.com/labeguna

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Para Comprar disco.-

https://itunes.apple.com/us/album/introspecci%C3%B3n/1251955174

 

Para escuchar el disco.-

https://open.spotify.com/album/0OR6xa909L1f0HmD7MOiNe

https://soundcloud.com/labeguna/sets/introspeccion-4

http://www.deezer.com/es/artist/12666285

 

Para escuchar a la Beguña.-

En Vivo TeleFórmula

https://www.youtube.com/watch?v=LYr93x3lhT4

Coexistencias (Versión Álbum)

https://www.youtube.com/watch?v=wm8PA3UChoo 

Oneiros - en Cero Decibeles

https://www.youtube.com/watch?v=NquFQJifqYM 

Eclipse - en Cero Decibeles

https://www.youtube.com/watch?v=huLgzr2I1Yg

 

{comment} 

Noticias Recientes

TwitterFacebookYoutubeInstagram

  • CONCIERTOS DE JAZZ, CIUDAD DE MÉXICO, SÁBADO 17 DE FEBRERO:

Ezequiel Miranda Latin Jazz: Condesa Jazz Nights de Pérfida Bistró Café, 21 hrs. 

Nénuphare: 17 de febrero, El Convite, 14 hrs.

Cris Lobo y Haiku: 17 de febrero, The Jazz Place, 21:30 hrs.

Zinco Big Band: 17 de febrero, Zinco Jazz Club, 21 hrs.

Las Billies: 17 de febrero, Foro del Tejedor, 20:30 hrs.

Jake Sanders & Swing Mexico Jazz Band: 17 de febrero, Parker & Lenox, 22:30 hrs.

 

Diseño y Desarrollo por: Agencia Digital Pentagrama